¿Dónde estoy?

Me quisiste a bocajarro. Fue imposible no morir en el intento.

23.10.11

Los inviernos son más fríos en Nueva York

(extracto de novela)


[...]La ciudad estaba despertando. El sol se ruborizaba sobre los rascacielos y coloreaba con sombras las calles por las que arrastraba mis pensamientos. Qué diminuta me sentía con el peso de la luz sobre mis hombros, sabiendo que un nuevo día estaba bostezando sobre mí y yo no tenía mayor expectativa que intentar que aquellas 24 horas transcurrieran rápidas y sin dolor. Si pudiera hacerme donante de tiempo y regalar anónimamente mis minutos a quien realmente los necesitara, lo haría. Veía a las madres ya levantadas a primera hora, empujando a sus hijos hacia la escuela y haciendo esfuerzos por cuadrar sus horarios con el trabajo. Ejecutivos que robaban segundos con cada zancada que daban, negocios que habrían ya sus puertas al ajetreado caos que llenaba las calles. Y yo, que parecía que estaba en pausa en mitad del gentío, les hubiera regalado todas mis horas a cambio de un pequeño suspiro con el que acostarme aquella noche.
“Puede que me compre un pez…” Pensé. “E intentaría, por lo menos, que el tiempo que estuviera encerrado en mi pecera se sintiera como el único pez de la tierra”. Mi estómago vacío me recordó en ese momento que no probaba bocado desde la comida de ayer. Lo acaricié impaciente y entré en la primera cafetería que encontré abierta.
- Buenos días, señorita, ¿qué va a ser?
- Un día demasiado vacío. Póngame un vaso de whisky. –El gesto del camarero delató la duda de no saber si hablaba en serio o le estaba tomando el pelo.
- ¿A estas horas?
- Necesito limpiarme los sentimientos de ayer. Las manchas del alma sólo salen con alcohol, ¿sabe?
- De acuerdo pues…
- Póngame también dos tostadas con mermelada de fresa, por favor.
El ardor bajó a gran velocidad por mi garganta, abrasándome el esófago y dejándome una sensación amarga flotando en el estómago. El whisky sin duda tenía que ser el mejor insecticida para las mariposas estomacales. Me mareé unos segundos y tuve que darle dos feroces bocados a una de las tostadas para poder mantener mi escuálida anatomía sobre algo sólido. No era el mejor desayuno que había probado y tampoco me hacía falta recordar demasiados para saberlo, pero era lo que necesitaba para poner el contador a cero.[...]


posdata: me gustaría hacer unas ilustraciones de dos de los personajes de esta novela. Si alguien está interesado o conoce a alguien que pudiera estarlo y le gustaría hacerme el favor, que se ponga en contacto conmigo vía tuenti o correo electrónico. Gracias (:

13 comentarios:

  1. El whiskie es bueno para todo.
    Me ha gustado mucho. No sé si ya habías publicado algo de Alicia, pero está claro que tendré que seguir pendiente de ella.

    ;)

    ResponderEliminar
  2. Fíjate que he empezado a leerlo pero en voz alta. El principio me ha gustado mucho al nombrar a esos primeros madrugadores. Y si tuviera que quedarme con una frase, sería ésta: "Si pudiera hacerme donante de tiempo y regalar anónimamente mis minutos a quien realmente los necesitara, lo haría."
    =)

    ResponderEliminar
  3. me deja con ganas de leer más...supongo que eso es que sigues superandote con cada historia que nos muestras! :) eres genial Roxy!

    ResponderEliminar
  4. Es precioso, me gustaría leer otro fragmento. Me encanta tu escritura.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado este extracto.¡La novela promete!
    Un beso guapa :)

    ResponderEliminar
  6. Alicia tiene que estar muy orgullosa de su narradora, que la está mimando a más no poder:)

    Estoy muy de acuerdo con M. Jaumot en que "Si pudiera hacerme donante de tiempo y regalar anónimamente mis minutos a quien realmente los necesitara, lo haría" es donde se capta la pura esencia Varlow. Me has hecho trasladarme a Manhattan y fundirme con el día a día tan ajetreado que llevan los americanos.


    Sublime:3


    Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Dios, dios, dios, siempre me dejas...
    ME ENCANTA COMO NARRAS. Y la frase de "hacerle sentir el único pez del mundo" y...TODO.
    Es genial, de verdad, cosas como estas me ayudan a seguir escribiendo.

    ResponderEliminar
  8. Guau!
    ¿Qué novela es? estoy intrigada, esque es un fragmento genial :)
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  9. " Necesito limpiarme los sentimientos de ayer. Las manchas del alma sólo salen con alcohol, ¿sabe?" frase que me ha matado *-*
    Rocy me alegro mucho(lo leí en el otro blog) de que tus novelas vayan genial y casi terminadas, ya me gustaría a mí terminar alguna de las mías un día, pero vamos... quién sabe, mi sueño es publicar un libro sólo uno , aunque sea. Y viendo que tú lo has conseguido me digo a mí misma: "¿por qué no? Si me esfuerzo como ella puedo lograrlo" Así que muchísimas gracias por escribir Roxy, y sigue así.

    ResponderEliminar
  10. es hermoso! quisiera leer toda la novela pero no creo que eso sea posible por ahora, o no?

    ResponderEliminar

¿Me das un poquito de lo que desayunas?