¿Dónde estoy?

Me quisiste a bocajarro. Fue imposible no morir en el intento.

2.1.11

Ya no eres tan hombre, ¿verdad?

- Vale, vale, vale... Joder, ¡joder, Natalie! ¿Qué hacemos?
- ¡Cálmate! -Natalie agitó los brazos e intentó contener la impotencia que se apoderaba de ella. Observó cómo Henry, tembloroso como un niño, se acurrucaba junto al cuerpo sin vida de Ektor.
- ¿Qué hacemos...? -Volvió a preguntar con lágrimas en los ojos.
- No lo sé...
Los últimos minutos habían transcurrido más deprisa de lo que Natalie podía asimilar. Se apresuró en buscar una salida pero a su cabeza sólo llegaban imágenes difusas del pasado y las visiones de un futuro quizá no muy lejano que no les depararía nada bueno. Caminó impaciente de un lado a otro de la habitación retirándose el pelo alborotado de la cara, al rozarse la frente se llevó consigo un reguero de sangre.
- ¿Te ha herido? -Henry se levantó con esfuerzo y caminó hacia donde ella estaba.
- No es nada, no es nada...
- ¿Que no es nada? Si yo no hubiera llegado, a saber lo que te habría hecho ese cabrón.-Henrry señaló el cadáver de Ektor y Natalie siguió la dirección de su dedo. No supo cuánto quería llorar hasta que las lágrimas rebosaron de sus ojos. En ese mismo momento se dio cuenta de que estaba muerto, Ektor estaba muerto en mitad del salón y ya no había vuelta atrás.
- Lo has matado... -Sollozó mientras se dejaba caer en el sillón.
Mientras la habitación comenzaba a volverse borrosa, todo cuanto había sucedido se aclaró en el interior de su cabeza. Ektor había vuelto después de que ella lo echara, borracho como una cuba y más cabreado que antes. Habían estado discutiendo hasta que ella decidió volver a echarlo, pero esta vez sería para siempre. Natalie miró a sus pies y encontró la botella de licor que Ektor había roto hacía unos momentos cuando se negó a irse de la casa. Después volvió a ser un poco lo mismo de siempre: Natalie gritó y él la empujó hasta que la tiró al suelo. Una vez se hubo levantado volvieron a chillarse cuando Ektor alzó la mano y la impactó en la cara de Natalie con toda la fuerza que le fue posible, cayendo de nuevo pasando antes por el pico de la mesa del salón, así se había hecho la herida de la cabeza. Lo último que recordaba antes de verse perdida en aquel sillón era a Henry entrando por la ventana abierta y golpeando a Ektor con una llave inglesa. Natalie levantó la cabeza y miró incrédula a aquel chico que siempre había sido invisible.
- Te hubiera matado... -Gimoteó en su defensa.
- Dios mío... -Se secó las lágrimas y la sangre y caminó hasta donde Henry estaba.- De acuerdo, cógele de los pies... Algo tenemos que hacer con el cuerpo.
- ¿No llamamos a la policía?
- ¿Estás loco? Acabarás entre rejas. Y aquí el único que merecía pasar el resto de sus días a la sombra es él. -Señaló a Ektor con la cabeza y lo cogió de las manos. Antes de comenzar a arrastrarlo se paró en seco dentro de sus inertes e inexpresivos ojos. Vio en ellos todas las heridas que él le había hecho con los años y que con tanto dolor había estado ocultándole al mundo. Se acercó hasta su oído mientras las gotas de sangre resbalaban por su nariz y caían en el frío y alcoholizado rostro de Ektor. -Ya no eres tan hombre, ¿verdad?



(¿Qué harías tú con el cuerpo?)

18 comentarios:

  1. Me gusta mucho, pues la verdad ahora me has pillado...No tengo ni idea :s

    ResponderEliminar
  2. INCREÍBLE!
    Pues yo haría lo mismo que ellos, que luego las culpas y la cárcel irían para Henry..
    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  3. Me encanta y me encanta Henry me ha enamorado (L) ¡besos!

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado muchísimo.
    Yo... supongo que llamaría a la policía, fue en defensa de la chica... Pero no sé >.<

    ResponderEliminar
  5. Policia siempre. Pero maquilla un poco la realidad, de modo que no parezca un asesino Henry.
    Un besito y feliz año :)

    ResponderEliminar
  6. Pff yo no sabría que hacer.
    Me has dejado con la intriga :)

    ResponderEliminar
  7. Si tienen una jardinera en casa del tamaño apropiado, dárselo de comer a los gusanos y las plantas tranquilamente ^^

    feliz añoo :D

    ResponderEliminar
  8. Pues yo iría a la poli a decir que fue en defensa propia pero si no quiere, podría coger en coche con el cuerpo, ir a un descampao lejano, cavar un hoyo y enterrarlo
    PD: Un relato bien escrito, sin duda n_n Felices fiestaas!!

    ResponderEliminar
  9. Un buenísimo relato ^^

    Yo con el cuerpo, o se lo entregaría a la policía maquillando un poco la realidad, como dice Valeria, o (si viven cerca del mar) lo metería en una caja fuerte, rellenaría el hueco que sobra con cemento, y lo tiraría al fondo de la mar :)

    Un beso xD

    ResponderEliminar
  10. Yo llamaría a la policía, pero si no quiero hacerlo quemaría el cuerpo y listo!

    ResponderEliminar
  11. Jolíbm qué fuerte!!
    Yo... pues... enterrarlo lejos, supongo. Aunque viviría con el remordimiento, así que no sé... quiero decir... ¡nadie suele plantearse qué hacer con un muerto!! jajjajaja
    besos roxy y feliz año!!

    ResponderEliminar
  12. Pues yo lavaría el cadáver, le rociaría con alcohol y lo dejaría tirado en un descampado al lado de botellas rotas, para que parezca una pelea entre borrachos.

    ResponderEliminar
  13. Oieee muy bueno ^^ te sigooo oK? espero verte por mi blog un abrazoooo

    ResponderEliminar
  14. Hay que enterarlo, está claro xD

    ResponderEliminar
  15. Una vez me dijeron que una buena manera de ocultar un cadaver es en las obras de los puentes del tren. Un poco trétrico, pero...

    ResponderEliminar
  16. Mmm un vertedero parece una buena idea, no? Ojalá nunca tenga que pensar algo así ;)
    Besos y Feliz año!

    ResponderEliminar
  17. Con el cuerpo, ¿No? jumm...

    Aquí llega la sádica xD

    Compraría unos cerdos y...

    Primero colocaría un gran plástico debajo de su cuerpo sin vida, cogería un cuchillo de carnicería, cortándole los miembros por las cullunturas que resultaría más fácil, cuando estuviera desmembrado abriría su estómago y vacaría el resto del cuerpo.

    Partiría su torax, despacio y sin prisa para que no me salten astillas de hueso y seccionaría la columna vertebral en pequeños trozos. Con su cabeza... con su cabeza le sacaría los ojos y le extraería los dientes, abriría su craneo y retiraría el cerebro, de esa forma podría partir la cabeza en seis trozos o más.

    Con los órganos haría un batido rico, rico y con fundamento, dándoselo a los cerdos. La mayoría de la carne también se la cedería a ellos, menos una parte que me guardaría para su familia, en muestra de mis condolencias, haciendo una tarta, previamente desgarrando la carne de esos huesos que me quedarían. "Hola, suegra, te traigo este pastel de carne... No, no, lo siento, pero soy vegetariana."

    Y con sus huesos... Tendría que partirlos que trozos muy pequeños y los haría cenizas o polvo, según el grado de rabia que tubiera en ese momento, esparciendolas por mis plantas a modo de abono o usandolas para crear exfoliantes para mis vecinas más cercanas.

    Más tarde con el trabajo sucio hecho, se limpiarían los restos de sangre, se quemaría el plástico y se haría matanza con los cerdos para regalar también.

    Y por último, el guión, un buen guion y cuartada para la policía si investiga.

    ¡Listo! Madre mía, estoy mal... muy mal. xD Espero que te haya gustado ( o que te haya provocado risa ) mi forma de deshacerme de un cadáver Roxy =)

    Un beso!

    Hella Robaine

    ResponderEliminar

¿Me das un poquito de lo que desayunas?