¿Dónde estoy?

Me quisiste a bocajarro. Fue imposible no morir en el intento.

15.11.10

Loyola Marymount University, Westchester (Los Ángeles), California. 10:15 AM

[...] Noté cómo su mirada se tensaba, sabía perfectamente a lo que me estaba refiriendo: A nuestras cartas secretas por debajo de la mesa, las clases que nos saltábamos para irnos al parque trasero a abrazarnos, las tardes de cine, los besos en el patio de su casa, las promesas de amor eterno… Y el día en el que me dijo que se marchaba para siempre. Pero ahora estaba aquí, había vuelto y estaba sentada delante de mí. Más mayor y más hermosa, con el cabello castaño recogido en una coleta tal y como la recordaba y sus ojos de otoño mucho más profundos y peligrosos.
- Sí… -Suspiró.- ¿Cómo iba a olvidarlo?
- Creí que ya no volvería a verte… -Los días que siguieron a su marcha fueron sin duda los peores de mi vida. Cada rincón del instituto me traía su silueta a la memoria, cada mañana esperaba verla asomar tras su taquilla, pero nunca estaba. No pude acercarme al parque trasero en meses y las noches se convirtieron en laberintos interminables.
- No eres el único que lo pasó mal, Ryan… -Dejó la taza sobre el plato y respiró profundamente. –Pasé semanas enfadada con mi padre, con el mundo. Sin dirigirle la palabra a nadie y negándome en rotundo a salir de mi habitación. Tardaron meses en conseguir que fuera a mi nuevo instituto… -Por el tono de su voz sabía que no quería recordar nada de aquello, pero en el fondo los dos necesitábamos sacarlo fuera.- Pero la vida sigue… ¿No? ¿Quién nos diría que volveríamos a encontrarnos cuatro años después?
Ardía por dentro. El corazón cada vez me palpitaba con más rapidez y en mi interior la rabia, la tristeza y la alegría se debatían por tomar el control de mis actos.
- Podríamos… Sophie… Aun podemos recuperar el tiempo perdido... –No la miré a los ojos, sabía que no tenía derecho a pedirle nada, pero en el fondo moriría si no lo hacía.
- Ryan, yo… Escucha… Yo lo pasé mal, creía que no saldría de aquello, pero… Conocí a alguien, ¿sabes? Fue meses después de entrar a mi nuevo instituto. –Levanté la cabeza, pero no quería creer lo que estaba a punto de decirme.- Se llama Robert. Fue muy bueno conmigo, primero un buen amigo y luego… Bueno, como ya te he dicho… La vida sigue.
- No siguió para mí.
- Lo siento mucho…
El silencio volvió a inundarnos lenta y dolorosamente. Acabamos nuestros cafés sin decir una palabra, tenía la sensación de que sabía más amargo de lo normal. Pagué la cuenta y miré a Sophie, pero ella estaba hundida en el fondo de la taza vacía.
- Me ha encantado volver a verte. –Le dije falseando una sonrisa lo mejor que pude.
- Yo también. Nos veremos pronto, Ryan. –Cogió su bolso y se marchó.
Permanecí allí sentado un rato más, meneando la cucharilla y haciéndola sonar contra la cerámica. El camarero volvió a retirar los recipientes vacíos.
- ¿Sabe qué es peor que ir a la universidad y peor aún que ir a la universidad en vacaciones? –Le dije sin mirarle. –Saber que cuando vuelva tendré que verla cada día…


¡Y aquí estoy! (Espero que para más a menudo, como antes)
Este es otro fragmento del proyecto 29 que os comenté hace algunas entradas y que, finalmente, he decidido continuar (: Es otro extracto de las 29 historias de amor que transcurren a la vez o dentro del mismo día dentro del 29 de Diciembre.

Puedes dejar tus preguntas o comentarios en: http://www.formspring.me/roxyescritora
Y ver mi mundo en: http://www.flickr.com/photos/roxyvarlow/

6 comentarios:

  1. Oh, Dios Mío OMG
    Que idea tan buena! Me namorao xD
    Me encantaaa, tiene toda la pinta de convertirse en relatos que me llegarán hondo. Siempre me ha gustado ese concepto universal... en plan Historias de San Valentín, solo que escrito será maravilloso. Ya tienes a una que te leerá incluso con más ansias que antes jaja
    Besazooos :)

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado ^^
    Ainnsss me estoy volviendo (más) romanticona (de lo que ya era)... xD

    ResponderEliminar
  3. La idea es genial.
    Me gusta mucho :)

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que lo has continuado :)
    Me encanta Roxy, eres genial escribiendo ^^
    Un besazo !

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado.
    Tengo ganas de saber como seguirá la historia entre Ryan y Sophie. ¿Recuperarán el tiempo perdido? Ojalá.

    Un muá Roxy :)

    ResponderEliminar

¿Me das un poquito de lo que desayunas?